martes, 16 de febrero de 2016

El tomate de la abuela


Hoy es sábado y he decidido ponerme manos a la obra y rescatar la receta del tomate de la abuela.

Los ingredientes necesarios son tomates, pimientos de colores, cebolla, un poco de ajo y aceite. Las cantidades yo las pongo a ojo. Dice la abuela que es importante echarle un poco de azúcar para quitarle la acidez. 


Una vez que tenemos bien lavaditos los tomates, los podemos dejar apartados y empezar con el sofrito, que lo tendrás un tiempo indeterminado, hasta que creas que debes echar los tomates.


Nota: Al final de la tomatada todo deberá quedar bien limpio. (Espacio patrocinado por Brasil 2016)


Cuando este todo ya juntito en la perola, vamos removiendo con una cuchara de madera y llevamos el contenido a ebullición, deberás ver colores y chisporroteos en la superficie...


Al final, después de mucho mover y pasar por la turmix, nos encontraremos con una salsa de tomate rojiza y uniforme, que ya se empieza a dejarse querer (huele de miedo).


Importante: Al final debe quedar ni muy espeso ni muy caldoso, siendo un detalle importante poder dejar la cuchara clavada en el medio y que se quede tiesa.


Finalmenete, procederemos a envasar el tomate en unos tarros de cristal con sus tapas correspondientes. En un futuro prepararé etiquetas personalizadas para darle un acabado más comercial, porque esto no es más que el principio de lo que será una conservera biológica multinacional en un futuro cercano...


Cuando ya tengamos los botes envasados, hay que realizar un proceso para que pueda ser conservado durante largo tiempo, pero eso es otra historia....

Nota del autor: Importante que los tomates sean de los que saben a tomate, ya sabes....


No hay comentarios:

Publicar un comentario